• 2511 3000
  • info@nuevaeramarine.com
  • Geronimo Piccioli 3000

NUEVAERA es el primer astillero de la Cuenca del Plata en construir embarcaciones de polietileno (HDPE) Certificadas de Rango Militar y Profesional, para resistir el entorno marino difícil y navegar en aguas negras, sin temor ante cualquier tipo de impacto que pueda sufrir el casco. Fabricamos su embarcación en función de sus necesidades y requerimientos especiales.

EMBARCACIONES EN HDPE

Lanchas Rígidas Indestructibles

MODELO NE-555

Lanchas de Rescate

MODELO NE-622

Lanchas de Trabajo

MODELO NE-622

Lanchas de Rango Militar

BOYAS

MOBILIS

MOTORES

OXE

previous arrow
next arrow
Slider

10 RAZONES POR QUE ELEGIR UNA EMBARCACIÓN EN HDPE

Una embarcación de trabajo HDPE está hecha de un material de múltiples beneficios. La densidad de masa del material de HDPE se encuentra entre 0,94 y 0,97 g/cm³. Este es un valor de baja densidad, lo que hace que la embarcación sea más ligera que el agua. Con este dato, se logra tener una mayor capacidad de carga y estabilidad mientras navegan.

Al ser insensible a los choques, el HDPE es un material confiable para costas rocosas. Al ser suave y resistente, el material absorbe cualquier impacto generado y al mismo tiempo garantiza que la embarcación no se rompa ni se dañe. Regresa a su forma original después del impacto, disolviendo automáticamente cualquier abolladura.

El salitre marino y la humedad afectan al Hierro, Acero, Aluminio y al PRFV, lo que conduce a la corrosión y degradación de los mismos; pero NO al Polietileno; el HDPE es un material perfecto para fabricar todo tipo de elementos flotantes. No está sujeto a los efectos del medio ambiente, por lo que se considera de «cero» mantenimiento. Podemos afirmar que El HDPE es un material resistente a la edad y usted tiene una inversión de por vida.

Aunque las situaciones que requieren reparaciones raramente ocurren con embarcaciones de HDPE, hay muchos materiales disponibles para realizar el trabajo de reparación. La mayoría de las compañías que trabajan con plásticos pueden reparar el barco y esto no costará mucho. también se pueden usar metodos de bricolaje como kit de soldadura.

Los materiales convencionales se ven afectados por el crecimiento marino, el casco de HDPE no requiere anti incrustaciones y nunca tendrá que lidiar con esos problemas o con las mediciones de fondo. El casco es limpio y liso; manteniendo su característica inicial y además no introduce contaminación tóxica al medio ambiente. Siempre encontrará una superficie lisa y rápida para obtener el mejor impulso.

En la construcción de embarcaciones tradicionales, se requieren moldes para dar forma al casco y en otros casos como los neumáticos, no permiten ningún ajuste. Nuestros botes de HDPE están construidos 100% a mano, brindando gran flexibilidad de diseño para adecuar la forma exacta a sus necesidades. Esto también incluye la instalación de los equipos, tales como asientos y el almacenamiento, todo hecho a medida.

Si trabaja con productos químicos o combustibles a bordo del barco, no se preocupe por la corrosión o la decoloración. Muy pocos son los productos químicos, que pueden afectar al HDPE. No necesita mantenimiento preventivo, ni residual.

Dado que el material es menos denso que el agua tiende a flotar, lo que hace que la embarcación se desplace mejor navegando y ofreciendo menor resistencia, por consiguiente a menor resistencia menor consumo.

Las piedras o rocas afiladas suelen ser una dificultad para casi todo tipo de embarcación, en cambio con el HDPE, esto es algo de lo que NO hay que preocuparse, ya que el material ofrece una alta resistencia a la tracción. Chocar contra rocas afiladas no distorsionará la forma de la embarcación, ni rasgará algunas de sus partes. Sus propiedades viscosas y elásticas protegen al casco de la deformación y el agrietamiento. No solo es duro, sino también flexible. Estas características hacen que las embarcaciones sean ideales para operar en aguas oscuras, donde es difícil prever elementos flotantes u otros objetos dañinos en la normal navegación.

Las embarcaciones de aluminio (u otros materiales) tienen una vida útil limitada y no son fáciles de reciclar. El deterioro de las piezas metálicas, hará que el aluminio sea una chatarra que no se puede revivir para un uso posterior. El HDPE, sin embargo, se puede derretir y reciclar o deshacerse de la embarcación, habrá servido durante muchos años y probablemente todavía será lo suficientemente noble como para transformarlo en otra pieza de utilidad.

NUESTRAS REPRESENTADAS